Beneficios

Actualmente se dispone de multitud de literatura científica que muestran que el uso de este tipo de metodologías tiene efectos positivos en los participantes, ya que les ayuda a mejorar en el desempeño académico, aumentar sus habilidades sociales, motivación, estrategias de aprendizaje, e incluso competencias profesionales.

Por otro lado, también se conocen evidencias respecto a los beneficios que este tipo de programas tiene sobre las instituciones que los adoptan y los usuarios que participan. Asimismo, la comunidad donde se desarrollan este tipo de acciones también se beneficia al aumentar la estructura organizativa y de participación social.

BENEFICIOS PARA LAS COMUNIDADES

  • Mayor participación de sus ciudadanos en proyectos locales.
  • Aumento del desarrollo de servicios de asesoramiento, orientación y prevención para la comunidad.
  • Mejora de la calidad de vida y niveles de desarrollo local.
  • Mejora de la iniciativa empresarial.
  • Mayor profundización de la democracia participativa.

BENEFICIOS PARA LOS CENTROS Y ENTIDADES COLABORADORAS

  • Mayor participación por parte de los usuarios asistentes.
  • Incremento de las oportunidades de cooperación y colaboración entre diferentes entidades.
  • Mayor satisfacción por parte de los participantes.
  • Mejora de conocimientos tecnológicos y digitales por parte de los usuarios.
  • Mejora de la empleabilidad de los usuarios.

BENEFICIOS PARA LA UNIVERSIDAD

  • Aumento de las oportunidades de aprendizaje en contextos reales.
  • Mejor conocimiento y justificación del curriculum.
  • Incremento de la adquisición y desarrollo de competencias profesionales.
  • Mayor concienciación y participación de los/as jóvenes universitarios/as en la vida comunitaria.
  • Mejora del rendimiento académico.
  • Reducción del riesgo de abandono de los estudios.
  • Mejora de los niveles de calidad, excelencia y transferencia de la investigación de la Universidad a la sociedad.